La Azalea es una planta colorida que proporciona un ambiente agradable en el invierno y es una de las preferidas en la época navideña. Las hay de flores simples y dobles y existe una enorme variedad de colores que son su mayor atractivo. La Azalea, proveniente de la familia de las ericáceas, es un tipo de Rododendro y la gran mayoría de las plantas que alegran nuestros inviernos son variedades del Rhododendron simsii, una especie que proviene de China.

Azalea

Quizás también te pueda interesar: Conquista a tu amad@ con un bello ramo de flores este fin de semana

La Azalea, suele florecer en primavera y verano, pero los cultivadores fuerzan una floración más temprana. Las flores pueden ser rojas, rosadas, blancas, anaranjadas y multicolores; mientras que las plantas son redondeadas, pequeñas, casi siempre verdes y pueden alcanzar una altura de hasta 45 cm. Son de larga duración y muchas de ellas son resistentes.

Cuidados de la Azalea en primavera y verano

Esta planta, prefiere un suelo bueno y turboso; por tal motivo, te convendrá hacer uso de turba pura o compost con base de turba. El riego, también es importante así que usa agua blanda o recoge agua de lluvia si vives en una zona de agua calina.

Mantén la Azalea mojada y no solo húmeda. La luz indirecta resultará también un factor esencial, ya que los rayos del sol podrían quemar sus hojas y desarrollar un efecto desastroso. A mediados de la primavera, es probable que tu planta deje de florecer, así que retira las flores muertas y cualquier tallo muy largo, podándola hasta que la planta quede como un arbusto redondo similar un ramillete de hojas.

Efectúa solamente una poda leve, dado que el cortar demasiado podría dañar la floración del siguiente año. Si colocas la planta fuera, selecciona un rincón sombrío e introdúcela dentro de la tierra hasta cubrir la maceta completamente. Asegúrate de que se mantenga húmeda durante todo el verano y después quítala y vuelve a llevarla al interior cuando comience el otoño.

Cuidados de la Azalea en otoño e invierno

Mantén a tu Azalea fresca en un lugar que reciba suficiente luz, pero no directamente los rayos del sol. Proporciónale una temperatura de entre 7- 13 °C o hasta 16 °C. Si hace demasiado calor y el ambiente se encuentra seco, las flores se abrirán antes de estar preparadas para ello y se secarán rápidamente.

Mantén el compost húmedo, proporciónale buena ventilación y abónala con un fertilizante líquido cada dos semanas durante la época de floración.

Si tu idea es llenar tu hogar de plantas y flores, adquiere macetas para tus Azaleas y realiza un pedido de flores en la floristería Lysa Flores.