Pensamientos

Los Pensamientos, también conocidos como Violeta o Viola, son un amplio género que contiene muchas plantas. Son muy fáciles de cuidar y, se adaptan tanto lugares soleados como semiumbríos. Incluso pueden llegar a ser plantados tanto en macetas, jardineras o alféizares. Sea cual sea el lugar escogido, estas hermosas y coloridas flores crecerán allí con abundancia.

Quizás también te pueda interesar: Conoce los cuidados del Delphinium o Espuela de caballero

Cuidados de los Pensamientos en primavera y verano

Planta los Pensamientos en primavera o en otoño, de acuerdo la especie. Si los cultivas como anuales, planta las plantas en marzo o abril en cuanto estén listas, si deseas que florezcan en verano; si deseas que florezcan en primavera, entonces deberás tratarlas como bianuales y plantarlas en otoño.

A las perennes, trasplántalas anualmente, en primavera. Haz uso de un buen compost o construye tu propia combinación con una parte de mantillo de hojas, dos partes de marga, otra parte de arena gruesa; agrega un poco de abono también.

Si plantas a los Pensamientos en grupos, colócalos a unos 10 cm de distancia entre sí. Para lograr resultados rápidos y realmente efectivos, planta junto cinco o seis en un recipiente de 38 cm de diámetro. Tus plantas se desarrollarán bien tanto a pleno sol como en un sitio parcialmente a la sombra. Riégala regularmente para mantener el compost húmedo, especialmente en días secos y calurosos, pero evita que la tierra quede encharcada.

Un poco de fertilizante durante el período de floración puede alargarlo de manera considerable: añade un líquido fertilizante suave al agua cada dos semanas. Arranca las flores marchitas regularmente para mantener una sucesión de flores.

Te recomendamos leer: Razones por las que deberías tener una Dracaena en tu hogar

Cuidados en otoño e invierno

Si quieres que los Pensamientos florezcan en invierno-primavera, trátalos como bianuales: plántalos en el otoño, para que florezcan al año siguiente. Los perennes deben también ser plantados o trasplantados en esa misma época y, los anuales pueden ser arrancados en cuanto haya finalizado la floración.

Si quieres conservar las plantas de un año para el otro, se aconseja cubrirlas con una capa de mantillo en estado de descomposición o de abono cuando haya terminado la floración y las hojas y flores marchitas hayan sido arrancadas. Continúa regándolas con moderación cuando el tiempo sea seco, asegurándote de que el compost esté solamente húmedo, sin anegarse.

¿Qué te ha parecido esta información sobre los Pensamientos? Deja tu comentario.