La Malva real o Malvarrosa, conocida por su nombre científico Althaea, tiene su origen en el próximo oriente y se trata de una planta clasificada dentro de las bianuales, que puede llegar a alcanzar hasta los 3 m de altura. No obstante, también suele acomodarse entre las plantas vivaces e incluso algunas variedades son anuales.

Las ramas de la Malva real pueden llegar a alcanzar hasta los 3 m de altura y, sus flores, axilares y con un corto pedúnculo, se encuentran dispuestas en espigas de hasta 1 m de longitud. Por otra parte, las hojas son dentadas, alternas y cordiformes, y poseen de cinco a siete lóbulos.

Quizás también te pueda interesar: Una mezcla de Ranúnculo creará un espectacular y duradero ramo

Las flores la Althaea surgen en verano y podrás hallarlas en una amplia gama de tonalidades, menos en azul. Estas pueden ser simples o dobles y hay aproximadamente 15 especies diferentes, todas originarias de regiones cálidas.

Cuidados culturales de la Malva real

Esta planta se puede acomodar muy bien a cualquier tipo de suelo, aunque los muy húmedos suelen afectarla. Como alcanza un gran desarrollo, lo mejor será cultivarla como fondo de la plantación existente, dado que su crecimiento puede tapar otras plantas pequeñas que estén situadas por detrás. La Malva real es una planta vigorosa, pero en zonas de fuertes vientos, lo mejor será entubarla para que no se rompa.

Propagación de la Malvarrosa

Si deseas propagar la Althaea, deberás hacerlo a través de la siembra a finales de la primavera si posees variedades bianuales. Luego, tendrás que trasplantarlas al lugar de asiento en otoño. Si cuentas con variedades anuales, estas tendrás que sembrarlas bajo cristal en invierno.

Puedes plantar esquejes en otoño, o bien, dividir la mata en las plantas vivaces. También, existe la posibilidad reproducir la Malva real a través de esquejes sobre una raíz obtenida por semillas si es que deseas conservar alguna variedad en particular.

Te recomendamos leer: Peonía, un arbusto caduco que da flores espectaculares

Es importante agregar que la Malva real a pesar de ser fuerte, puede ser atacada por un hongo llamado Puccina malvacearum. Este ataca a las ramas, los tallos, las hojas, los pedúnculos y cálices de las flores. Combátelo con productos a base de azufre, malathion o lindano.