La Sansevieria es una planta universalmente popular, sencilla y muy fácil de cultivar y propagar. Cuenta con hojas listadas y veteadas y realmente merece la gran reputación que tiene. Su origen es africano y asiático y durante muchísimos años se ha dudado si pertenecía a la familia de los Agaves o de los Lirios. Finalmente, este conflicto se ha resuelto y la respuesta es que forman parte de la familia de las Liliáceas.

Sansevieria

Quizás también te pueda interesar: Cuidados de la planta de Jade

Hay dos tipos de Sansevieria: una alta con hojas erguidas y en forma de espada, y otra baja y en forma de roseta. Ambas poseen hojas ligeramente gruesas y marcas atractivas, que surgen desde un rizoma grueso que discurre justamente por debajo de la superficie del compost. Ten mucho cuidado de no dañar las puntas de las hojas, porque si esto llegara a suceder, tu planta dejará de crecer.

Las flores pueden aparecer en muchas variedades desde mediados hasta finales del verano y aunque no son bonitas y, además, duran poco, las brácteas desde las que crecen sí son atractivas y pueden durar varias semanas y dar, en ocasiones, frutos coloridos.

Cuidados de la Sansevieria durante todo el año

Si percibes que la Sansevieria ha superado la capacidad de su recipiente, tendrás que cambiarla uno más grande en primavera, haciendo uso de un compost apropiado. Asegúrate de que el recipiente posea un buen material de drenaje y en verano deja que la planta disfrute de luz brillante, incluso de pleno sol.

Deja que el compost se seque y después riega la Sansevieria abundantemente. Nunca la riegues en exceso, dado que el rizoma que se encuentra enterrado en el compost podría pudrirse con facilidad. Cada tres semanas, incorpora un fertilizante líquido al agua.

En otoño e invierno, trata de que las temperaturas se mantengan entre los 13 y 18 °C. Mantén tu planta en el lugar más luminoso posible y riégala una vez por mes. No requiere ninguna humedad, de modo que no tendrás que rociarla, pero asegúrate de que la planta se mantenga alejada de las corrientes de aire.

Te recomendamos leer: Plantas para llenar tu hogar de buena vibra

Antes de comprar una Sansevieria, comprueba que las bases de las hojas se encuentren saludables y no haya putrefacción. ¡Consulta por su disponibilidad en la floristería Lysa Flores!

Etiquetado en:

, ,