Home Cuidados de las Flores Cuidados de la Plumería, Frangipani o Flor de mayo

Cuidados de la Plumería, Frangipani o Flor de mayo

Plumería

La Plumería, también conocida como Flor de Mayo, Frangipani o Plumiera, ha recibido este nombre gracias a un viajero francés del siglo XVII conocido como Charles Plumier que redactaba sobre la flora de América tropical, de donde provienen la mayoría de estas plantas. Actualmente pueden encontrarse en todo el mundo y tradicionalmente se usa para hacer guirnaldas y en las bodas.

Plumería

Quizás también te pueda interesar: Conoce a la Allamanda, una estupenda y exótica planta trepadora

Cuidados durante todo el año

Trasplanta la Plumería anualmente en primavera en un buen compost, hasta llegar a una maceta definitiva de 30 cm de diámetro; después, realiza abono de superficie y procura que el recipiente tenga buen drenaje. Si lo cultivas como planta de interior, pocas veces precisará ser podado; si fuera necesario, corta las ramas que estén desordenadas durante la época de plantación. Protégelas del sol directo y riega abundantemente. Rocía con agua regularmente y, cada tres semanas, incorpora un fertilizante líquido al agua.

La temperatura invernal en invierno no debe ser menor de 18 °C y lo ideal es que se mantenga en un lugar iluminado, resguardado de las corrientes de aire frío; tolera el sol directo, pero lo mejor es evitarlo. Riega ocasionalmente.

Leyenda de la Plumería

Según dice la leyenda de la Flor de Mayo, un señor indígena maya que era casado pero que todavía no tenía hijos, pasaba la mayor parte del tiempo mirando las estrellas de la Cruz del Sur.

Todas las noches del mes de mayo él les pedía a los dioses que le permitieran tener una hija tan bonita como las estrellas que él miraba durante horas. Los dioses lo ayudaron y su esposa dio a luz a una hermosa niña, pero infelizmente nació con una enfermedad.

Creció y en su adolescencia la enfermedad se agravó y, a pesar, de todos los esfuerzos que hicieron sus padres llevándola a los curanderos en el mes de mayo murió, justo cuando la Cruz del Sur brillaba intensamente. Al día siguiente su padre soñó que su hija viajaba hacia esas estrellas.

La jovencita fue enterrada y, al otro año, en el mes de mayo, la constelación volvió a brillar más que nunca y en ese mismo lugar donde fue enterrada, surgió el árbol de la Plumería.

¿Qué te ha parecido esta información sobre la leyenda de la flor de Mayo? Deja tus comentarios y dale un vistazo a la tienda de la floristería Lysa flores.