Cuidados de la Strelitzia o ave del paraíso y su leyenda

La Strelitzia es muy famosa por sus flores espectaculares, que se encuentran intensamente coloreadas y poseen la forma de la cabeza de un ave exótica. La flor del ave del paraíso es una de las flores más cultivadas en el hogar y, aunque parece ser difícil de cultivar, lo cierto es que es todo lo contrario. Es nativa de Sudáfrica y llegó a Europa en el año 1773.

Quizás también te pueda interesar: Forsythia, un arbusto de flor que se usa para confeccionar ramos y arreglos florales

Cuidados de la Strelitzia

Cambia a la Strelitzia de tiesto cada año al inicio de la primavera, colocándola en un recipiente con buen material de drenaje y compost habitual. Abona la plata en superficie y mantenla a una temperatura de entre 18 y 21 °C, en pleno sol. Riégala para que el compost se mantenga húmedo en primavera-verano y agrega un fertilizante líquido al agua cada dos semanas entre mayo y septiembre.

En otoño-invierno mantén la planta a 16 °C, con buena circulación de aire y a pleno sol. Riega esporádicamente.

La leyenda de la Strelitzia

Cuenta la leyenda que el conde de Barcelona, Hernán de Montoya, se estableció en Cuernavaca en una hacienda llamada “el paraíso”, donde conoce a una mestiza llamada Carmen y se enamora de ella, quien también responde a sus sentimientos y deciden casarse. Cerca de esta hacienda hay otra cuyo dueño es Rodrigo Hernández quien jura vengarse de Carmen porque lo ha despreciado; entonces, decide fingir ser amigo de Hernán y, comienza a visitarlo con frecuencia.

Hernán y Carmen estaban muy enamorados y todos los querían mucho porque sabían ser buenos amigos y patrones. A ambos les encantaba cultivar y arreglar su jardín, el cual se hizo famoso por tremenda belleza.

Un día Rodrigo Hernández estaba de visita en lo de Hernán y aprovechó para ponerle veneno en su comida. Este se enfermó y murió sin saber por qué. Carmen lo enterró en el jardín que tanto adoraban y esa misma noche, a orillas de la tumba, creció una Strelitzia, pero su color era gris. Según la leyenda del ave del paraíso, cada noche la flor se transformaba en un pájaro que visitaba a Rodrigo tocándole la ventana, quien se moría de miedo hasta el punto de volverse loco.

Carmen murió de tristeza y fue enterrada junto a la tumba de su esposo y esa misma noche la flor gris se transformó en naranja. A la mañana siguiente todos se sorprendieron por ello y desde entonces a esta hermosa flor se la conoce como ave del paraíso por su forma y por la hacienda.

¿Qué te ha parecido esta información sobre la Strelitzia? Deja tus comentarios y visita la categoría Plantas para ver todas las que tenemos disponibles en la floristería.