Conoce la leyenda de los tulipanes

Los tulipanes han sido cultivados en el Imperio Otomano (actualmente Turquía) y en el siglo XVI se han importado a Holanda. El botánico Carolus Clusius escribió un libro dedicado a los tulipanes en el año 1512 y, a partir de allí, la popularidad de estas hermosas flores aumentó de tal manera que, la gente solía entrar en su jardín para robar los bulbos de los tulipanes. A mediados del siglo XVII, su popularidad era tan grande que generaron la primera burbuja económica llamada “tulipommanía”. En la actualidad Holanda continúa siendo uno de los países más famosos por sus flores y tulipanes a tal punto de recibir el apodo de “floristería del mundo”.  Si quieres conocer más acerca de ellos, continúa leyendo.

Conoce la leyenda de los tulipanes

Quizás también te pueda interesar: Conoce los cuidados del Tulipán durante todo el año

La leyenda de los tulipanes

Cuenta la leyenda que el príncipe persa Farhad estaba enamorado de una doncella llamada Shirin. Un día le llegaron malas noticias de que su amada había sido asesinada, por lo que destrozado decidió montar su caballo y galopar hasta un acantilado donde se lanzó.

En cada rincón donde salpicaron sus gotas de sangre brotaron tulipanes como símbolo de su profundo amor. Por ello los farsíes suelen obsequiarles a sus amadas un tulipán rojo para demostrarle cuanto las aman.

Es por esto que luego de la segunda guerra mundial, los holandeses decidieron enviar tulipanes a Ottawa para manifestar su agradecimiento por haber liberado a Holanda de la invasión alemana y por haber dejado que la Reina María viviera en Ottawa, la capital de Canadá, durante la guerra.

Otra leyenda cuenta que el pueblo turco tenía el afán de cultivar tulipanes, siendo custodiados los campos constantemente por los mejores guerreros, pues quien se atreviera a robarlos sería duramente castigado. Sus enemigos solían llamar a los turcos “Campos de tulipanes”, por la cantidad de turbantes coloridos que solían moverse al unísono en las guerras.

Durante la caída de Constantinopla, los occidentales descubrieron los tulipanes y asaltaron a los mercaderes turcos arriesgando sus vidas para quedarse con las flores. En el año 1600 aproximadamente, los tulipanes se introdujeron en los países bajos y el gobierno tuvo que intervenir porque se temía una crisis financiera, debido a las grandes sumas de dinero que pagaban en las subastas de tulipanes por los ejemplares más extraños y codiciados.

¿Qué te ha parecido este post sobre la leyenda de los tulipanes? ¿Conoces alguna otra? Deja tus comentarios.