Conoce a la Gerbera, una bonita flor para confeccionar ramos

 

Conoce a la Gerbera, una bonita flor para confeccionar ramos

Durante muchos siglos las rosas rojas han simbolizado el amor y la pasión y son muy comunes entre quienes se aman. Su intenso y brillante colorido las convierte en una gran opción para regalar y decorar el interior del hogar, como así también darle vida al jardín. No obstante, no son las únicas flores rojas que puedes encontrar, dado que existen otras que también son de corte y se suelen emplear en ramos tal como es el caso de la Gerbera. ¿Quieres conocerla? Pues, entonces, sigue leyendo este post.

Las Gerberas son una de las flores más bonitas que puedes encontrar en un ramo de flores. Han pasado de ser prácticamente desconocidas hace apenas un par de años a ser hoy en día una de las más solicitadas por quienes buscan regalarle flores a una madre, una pareja, etcétera.

Quizás sea debido a la gran cantidad de colores en que pueden encontrarse actualmente, a su belleza o a su larga floración. Las gerberas se pueden encontrar en muchas tonalidades excepto el azul, el verde y el negro.

¿Qué cuidados necesita un ramo de Gerberas?

Estas flores al igual que los tulipanes, continúan creciendo una vez cortadas. Por ello, es fundamental que les proveas ciertos cuidados. Recorta un poco sus tallos cada dos o tres días, pues si no lo haces correrás el riesgo de que sigan creciendo y sus tallos se rompan debido al peso de las flores.

Si tras haberlas cortado percibes que las flores se caen, es porque has recortado suficiente. Para animarlas y lograr que se mantengan firmes, agrega un par de gotas de alcohol en el agua, pero no demasiadas, con dos o tres estarán bien.

Leyenda de las Gerberas

Cuenta la leyenda que Romeo fue el primer hombre en desojar una flor y que, justamente no se trataba de una margarita, sino de una hermosa Gerbera. Romeo no era demasiado ágil para contar, por lo que se le acumulaban los pétalos en sus manos, se le caían, los volvía a recoger y una vez más empezaba a contar.

También tenía problemas de memoria y, por ello, se le olvidaba cuáles eran los pétalos que le habían dicho que sí y cuáles le habían dicho que no. Sin embargo, no se preocupaba y tomaba nuevamente otra Gerbera. Por tanto, comenzaba otra vez a desojar…

Agotado de tomar tantas Gerberas, decidió declararle su amor a Julieta Capuleto con el resultado que ya conocemos. Tal vez le habría valido mucho más quedarse contando los pétalos de las flores que declararle su amor a Julieta.

Años más tarde, un pariente de Julieta sustituyó a la Gerbera por la Margarita y desde ese entonces, eso de desojar amores ha perdido la gracia.

Envíale a un ser querido un ramo moderno, dinámico y alegre. El ramo de flores variado es perfecto para obsequiárselo a una persona atrevida, alegre y divertida.