Guía para cultivar rosas trepadoras

Si quieres añadir un elemento encantador a tu jardín, planta una rosa trepadora. Deja que suban la cerca o un enrejado, o bien trepen de un árbol o una pérgola. Las especies ‘Climbing Cécile Brunner’, ‘New Dawn’ y ‘Climbing Old Blush’, no solo florecen abundantemente en primavera, sino también durante el verano y el otoño. Otras especies como la ‘Albéric Barbier’, ‘Veilchenblau’ y ‘Russell’s Cottage Rose’, ofrecen una maravillosa exhibición en primavera. Para aprovechar al máximo tus rosas trepadoras, aquí te dejo algunos consejos.

Quizás también te pueda interesar: Cómo preservar las rosas que te han obsequiado para siempre

Escoge el lugar adecuado

Las rosas trepadoras prefieren el pleno sol aunque también pueden ser capaces de tolerar algo de sombra. Cuando reciben de 4 a 6 horas de sol directo cada día, florecen más. Escoge una ubicación que se adapte al hábito de crecimiento de las rosas trepadoras y recuerda que pueden llegar a crecer de 1,80 a 3,60 metros de altura (algunas incluso más), y extenderse casi lo mismo de ancho.

Planta lo antes que puedas

Cuando sea posible, compra una rosa trepadora a raíz desnuda, La temporada de siembra comienza luego de las heladas, a principios de la primavera. Plantar en ese momento te permitirá que las raíces se establezcan antes de que llegue el calor del verano. Las rosas trepadoras a raíz desnuda se establecen rápidamente en el suelo del jardín.

Prepara el suelo

Aunque las rosas pueden adaptarse a muchos tipos de suelo, se desarrollan mejor en suelos fértiles y ricos con buen drenaje. Ya sea que tengas una buena tierra o no, siempre puedes mejorarla con la adición de materia orgánica como compost, turba o mantillo. Esto mejorará el drenaje en suelos arcillosos e incrementará la retención de agua en suelos arenosos.

Escoge una estructura adecuada

Los rosales trepadores no se enroscan, ni tienen ventosas o zarcillos para adherirse a una estructura, por lo que tendrás que asegurarlos a una estructura sólida como una valla o un enrejado sin apretarlos demasiado.

Aliméntalas

Todas las plantas precisan energía para producir flores. Fertilízalos regularmente con un fertilizante equilibrado que proporcione todos los nutrientes necesarios. Evita los fertilizantes destinados al césped, que tienden a ser muy ricos en nitrógeno. Esto producirá una planta de color verde oscuro muy exuberante, pero con pocas flores.

Poda

Las rosas trepadoras necesitan poco o nada de poda los primeros dos años. Elimina las ramas enfermas y lesionadas, poda cualquier rama que no haya florecido la temporada anterior y quita cualquier rama que entorpezca el camino.

Importante:

  • Muchas de las variedades tienden a florecer en el segundo año.
  • La mayoría de los rosales trepadores florecen al menos dos veces cada temporada de crecimiento.

Si amas las rosas y deseas obsequiárselas a tu ser querido o bien decorar tu casa con ellas, no te olvides de hacer tu pedido en Floristería Lysa Flores.