La Dracaena es una planta maravillosa, también conocida como “árbol del dragón” o “dragón de Madagascar”. Es muy bonita, divertida y repleta de energía. Algunas variedades suelen emanar una resina de color rojo, a la que se conoce como “sangre de dragón”.

Dracaena

Quizás también te pueda interesar: La Rhoeo, una planta con bonitas hojas matizadas

Conoce a la Dracaena

La Dracaena o Drakaina, puede parecer difícil de controlar, pero lo cierto es que se conforma con muy pocos cuidados y será feliz ubicándola en un sitio con buena luz natural. Asimismo, tendrás que aportarle agua regularmente solo para mantener el compost húmedo. También se aconseja pulverizarla cada dos o tres días con un poco de agua.

Algunas variedades de la Dracaena poseen su origen en el continente africano, mientras que otras pueden encontrarse en Centroamérica y en el sur de Asia. Esta hermosa planta puede ser tu compañera de piso, aunque tendrás que proveerle algunos cuidados como, por ejemplo, situarla en un sitio no muy oscuro de tu casa, dado que la intensidad de los colores y el diseño de las hojas dependerán exclusivamente de la cantidad de luz solar correcta que reciban.

Así podrás tener plantas con una gran diversidad cromática: verde con rojo, verde con amarillo o verde con rosa, ente otras. Algunas de las variedades de la Dracaena suelen tener hojas tan llamativas que se asemejan a las llamas de fuego que arroja el dragón.

Te recomendamos leer: Plantas protectoras del hogar ¡Conócelas!

A tener en cuenta…

Antes de adquirir una Dracaena, es fundamental que tengas en cuenta que la misma puede llegar a alcanzar grandes dimensiones, por lo que no pasará desapercibida. El secreto para que esta planta arbustiva sobreviva en el interior de tu hogar radica en no regalar demasiado y en mantenerla entre los 22 y los 26 ºC.

Algunos estudios llevados a cabo por la NASA, informaron que la Dracaena es una planta purificadora del aire, al igual que la Sansevieria, la Palmera Bambú, la Hiedra inglesa, el Espatifilio, el Ficus, el Potos, la Calathea, la Dieffenbachia, la Maranta, etcétera, dado que ayuda a remover el formaldehído.

Imagen: Forest and Kim Starr