iris-reticulata

Muy pocos grupos de plantas bulbosas o rizomatosas son tan bonitos como el Iris reticulata. Existen diversas especies de este tipo de plantas y, tal vez el triple de variedades e híbridos, cuyos tamaños pueden oscilar entre 8 cm a 1,5 m de altura. Sin embargo, las variedades de desarrollo pequeño son las que más se prestan para cultivar en macetas o terraza.

Quizás también te pueda interesar: ¡Regala claveles que aquí te decimos su significado!

El Iris reticulata crece hasta unos 30 cm de altura y es originario de Rusia e Irán; y a finales del invierno y principios de la primavera desarrolla flores lilas con un toque anaranjado en los tres pétalos exteriores. Sus tallos en forma de cinta y sus estrechas hojas verdes, crecen por encima de las flores en la época de floración.

Cuidados del Iris reticulata en primavera y verano

Como bien comentaba anteriormente, el Iris reticulata florece finales invierno y principios de la primavera y cuando su floración haya finalizado, tendrás que dejar el compost secar completamente y mantenerlo así durante todo el verano.

Deja que las flores secas se caigan de manera natural y deja los bulbos en la maceta o vuélvelos a plantar cada año en el jardín. Si los dejas en la maceta durante la época de verano, tendrás que colocarlos temporalmente en el marco de una ventana cuando florezcan y, después, transportarlos a un sitio fresco y seco.

iris-reticulata1

Cuidados del Iris reticulata en otoño e invierno

Planta nuevamente los bulbos del Iris reticulata con el otoño, usando un compost con buen drenaje. La profundidad en la que debes plantar al iris dependerá de la especie, aunque al Iris reticulata tendrás que colocarlo a unos cinco 5 u 8 cm de profundidad con 5-6 en una maceta de 13 cm de diámetro.

Luego de plantarlos, riega el compost y pon al Iris reticulata en un lugar soleado e iluminado, protegido del viento fuerte y frío. Mantén el compost húmedo hasta que se desarrolle el follaje y después incrementa la cantidad de agua. Una vez que los bulbos hayan formado hojas, ten cuidado de no salpicarlas con agua.

El Iris reticulata no precisa ser trasplantado cada año, pero cada otoño, tendrás que cambiar la capa superficial del compost y no olvidarte de añadir un fertilizante líquido durante la época de floración.

Para propagar el Iris reticulata, extrae los retoños y plántalos de la misma manera que los bulbos adultos. También puedes hacerlo a través de semillas.

Te recomendamos leer: ¿Qué significa la flor del Alhelí?

Si estas con ganas de obsequiar plantas o flores, te invito a que ingreses a la web de la floristería Lysa Flores y realices tu pedido.