El género Cosmos comprende aproximadamente unas 25 especies de plantas anuales, aunque también hay alguna que otra perenne. Se trata de plantas con tallos ramificados, erguidos, con hojas opuestas y bipinnadas, que le confieren el follaje el aspecto de un hermoso helecho.

Cosmos

Las flores del cosmos surgen en capítulos, reunidos al final de un pedúnculo floral largo, formado por un involucro con dos hileras de flores ovales. El color de las mismas recuerda a las delicadas Dalias, varía en tonos naranjas, blancos, rosados y amarillos.

Los Cosmos pueden plantarse en un arriate herbáceo, jardineras o macetones, para que puedan desarrollar su maravillosa floración. Estos pueden proporcionarle alegría al jardín, o bien, cortarse y confeccionarse hermosos ramos para la casa.

No precisan grandes cuidados para que florezcan de forma abundante. Esto lo hacen desde comienzos de verano hasta que entran los primeros fríos invernales. Que florezcan antes o después, está relacionado directamente con la época de siembra.

Quizás también te pueda interesar: Descubre los cuidados de la Tibouchina

Cuidados culturales del Cosmos

Este género se encuentra compuesto por plantas poco exigentes en cuanto al tipo de suelo, orientación y abono; no obstante, se aconseja que en la medida de lo posible sea permeable; rico, pero no excesivamente, porque incrementa el vigor vegetativo, en detrimento de la floración.

El mejor lugar para sembrar el Cosmos es a pleno sol, lo que no quiere decir que no tolere la media sombra ligera, aunque, en estas condiciones, la floración puede mermar.

Para obtener excelentes resultados y hacer que la planta florezca nuevamente, conviene suprimir todas las flores marchitas y realizar un abono periódicamente durante la época de floración.

De acuerdo las especies y variedades empleadas, es probable que el Cosmos necesite de unos tutores para mantenerse erguido. Si lo cultivas en macetones o jardineras, la mejor mezcla de tierra será formada por un tercio de turba, un tercio de tierra buena de jardín y un tercio de arena para mejorar el drenaje.

Reproducción del Cosmos

Propaga el Cosmos a través de semillas, que, puede efectuarse directamente en el lugar de asiento. No obstante, y si la climatología te juega una mala pasada, puedes hacerlo en terrinas para repicar posteriormente en el terreno o en macetas.

La siembra directa al terreno se llevará a cabo a mediados de la primavera y se obtendrán plantas que florecerán en verano-otoño. Las siembras que se efectúen directamente al terreno tendrán que ser aclaradas, dejando una planta cada 25-30 cm. En cuanto a las especies perennes, estas se reproducen por división de mata.

Te recomendamos leer: Flores para fechas especiales ¿cuáles comprar?

¡Realiza tu pedido de flores a domicilio en la floristería Lysa Flores y consulta si la tienen disponible!