Mujer moda flores

 

Las flores en la moda

¿Qué sería del mundo sin flores?

Además de ser una parte activa en el ciclo de la vida, aportando el néctar para el alimento y el polen para la procreación, hay flores de todos los colores y tonos posibles: excepto el negro. Cuando
una flor es aparentemente negra, en realidad es de un color púrpura muy oscuro o azul marino, que según la luz del ambiente puede parecer negro. La Madre Naturaleza dejó correr su imaginación cuando creó las flores, y el hombre ha puesto su granito de arena para ayudar. Sólo tienes que ver cuántas variedades de rosas para enviar a domicilio existen en la actualidad: y cuántas de ellas son fruto de experimentos y trabajo para producir especies híbridas.

Igual que las flores decoran el mundo natural, también embellecen los ambientes humanos. Las empleamos en preciosos arreglos para añadir color y aroma a nuestros hogares, para señalar ocasiones especiales, para para lucirlas en nuestros jardines, para decorar nuestras habitaciones (como en el papel pintado) o incluso para decorar nuestra comida. El maravilloso catálogo de flores que existe ha sido siempre una inspiración para los poetas. Citando a Wordsworth, “una multitud de narcisos dorados”. Shakespeare: “¿Qué hay en un nombre? Aquello que llamamos rosa tendría la misma fragancia con cualquier otro nombre”. Cantantes: Tiptoe through the tulips (“de puntillas entre los tulipanes”) o La vie en rose (la vida en rosa). También han inspirado a pintores, como Monet, Van Gogh, Van Breughal y a diseñadores y artistas en todos los campos del arte. Y por supuesto, también en el mundo de la moda: los patrones florales han existido desde que aprendimos a coser, bordar, embellecer y decorar la ropa.

Los tocados que adornan las cabezas de las invitadas a las bodas o cualquier tipo de accesorio de pelo que se lleve tanto como decoración como para sujetar el pelo (gomas elásticas, horquillas, peinetas o diademas) puede incluir flores.

Para los pies, los zapatos pueden llevar un estampado floral o un adorno floral en la hebilla: todo dependerá de cómo el diseñador haga su trabajo, pero esto ejemplifica que las flores en la moda se usan de los pies a la cabeza.

No hay ni un elemento de vestir o accesorio al que no le pegue un diseño floral. Desde estampados de flores diminutas y desperdigadas a peonías gigantes, y de acrílico a terciopelo: las flores nunca pierden el protagonismo en el blusa moda floresmundo de la moda. Por supuesto, los diseños y el gusto cambian, pero eso sólo significa que las flores en el mundo de la moda también cambian. El cielo es el límite para los diseñadores de moda y no es una sorpresa que muchas de las flores que vemos en las telas estén estilizadas y no existan en el mundo natural.

Hay modas y tendencias en el uso de patrones florales: como ocurre con la moda en general, pero independientemente de lo que se lleve en las pasarelas, es invariable encontrar patrones florales en algún lado.

No nos olvidemos tampoco de las joyas y la bisutería. Las flores pueden adornar o ser la esencia de anillos, pendientes, pulseras, collares y brazaletes. Mientras que hoy pensamos en una flor en el ámbito de la joyería como algo sencillamente agradable a la vista, para nuestros antepasados (especialmente los de la era Victoriana) había un lenguaje en las flores. Por ejemplo, si un hombre regalaba a una mujer una joya que contuviese nomeolvides, el mensaje era obvio.

Floristeria Lysa Flores